Perfumes según tu tipo de piel

El químico danés Sorensen creo el concepto de pH como medida de la acidez (pH significa potencial de Hidrogeno, ya que cuanto más ácida es una sustancia menor es su concentración de Hidrogeno)

El pH de nuestra piel influye mucho en la duración de tu perfume. Por eso queremos aconsejarte sobre qué perfume usar según tu tipo de piel.

Existen 3 tipos de piel:

Piel ácida

Este tipo de piel, cuenta con una graduación de entre 10 y 15. Nuestro cuerpo produce ácidos de forma natural dado que son necesarios para el organismo. Por tanto, es habitual tener cierto nivel de acidez en la piel. Sin embargo, cuando la concentración de estos ácidos es demasiado elevada, la piel puede sufrir enrojecimiento y sequedad.

Los perfumes se fijan peor sobre la piel seca, por lo que es necesario usar aromas dulces o amaderados, que son más intensos y se agarran mejor a la piel. También se recomienda usar una crema hidratante para humedecer la piel y mejorar la hidratación del perfume.

Piel alcalina:

Con un pH superior a 21 la piel alcalina (con altas concentraciones de hidrogeno) se caracteriza por ser más tersa e hidratada. Sin embargo, una piel demasiado alcalina tampoco es buena, pues el organismo necesita cierta concentración de ácidos. La mejor opción podrían ser los aromas frescos.

El problema de las pieles alcalinas es que intensifican la fragancia de los perfumes. Por tanto, si usas un perfume intenso, el aroma resultante podría ser demasiado fuerte.

Piel neutra:

Se trata de la graduación intermedia entre las anteriores clases de piel según su nivel de pH. En caso de que el usuario tenga un pH entre 16 y 20, tendrá la certeza de que cualquier fragancia puede ser idónea.

¿Cómo saber si usas el perfume adecuado a tu pH?

Como hemos dicho, la acidez de la piel influye en la duración del perfume, ya que hace que la fragancia se fije o no a la piel.

Una buena prueba podría consistir en rociar un poco de perfume sobre papel y ver cuánto tiempo se mantiene su aroma, siendo 5 horas el mínimo de un perfume de calidad. Tras comprobarlo, hay que rociar un poco en la piel y comprobar también cuánto tiempo aguanta. Si el aroma aguanta menos que en el papel, se podrá decir que la piel es ácida, mientras que en el caso contrario tendería a ser una piel más alcalina.

Leave a comment